El vidrio o cristal biselado es considerado como una de las opciones favoritas para la colocación en puertas, ventanas, ventanales y espejos. Esto se debe al sinfín de posibilidades que ofrece y a que se considera como una muy buena alternativa de decoración, ya que brinda un toque de elegancia. 

Características del cristal biselado

Los cristales biselados se caracterizan por tener bordes cortados oblicuamente, estos biseles actúan como prismas, es decir, crean un contraste con los rayos del sol y genera una difracción del color.

Este efecto es lo que brinda un toque de elegancia, ya que todos los espacios se llenan de color y de un aspecto impactante.

Otra característica muy importante es que el biselado solo se puede realizar en cristales de un grueso medio-alto, por lo que será un opción muy segura y resistente.

Los cristales biselados son perfectos para fabricar puertas de vidrio, ventanas, tragaluces, ventanales y espejos. Se pueden elaborar con diseños originales, elegantes y clásicos.

Por último, el cristal biselado se puede utilizar para adornar espacios o incorporarlo a muebles como mesas, armarios, estanterías, entre otros.